Por qué no estructuramos el juego con los perros.

Hoy hemos ido a conocer a Zero y su familia. Zero es un fantástico #setter de 3 meses, ¡todo amor!
Hemos hablado con la familia de varias cosas, pero me apetece hablaros de una: El juego con mordedores tal y cómo lo hemos planteado.

El juego es juego, y cuando ponemos órdenes, ya no es una actividad lúdica por eso lo que planteamos:

  • No es un juego con órdenes.
  • No es un juego estructurado.
  • No es un juego en el que yo digo y tu haces.
Super Zero con un mordedor de www.bonescompanyies.com

Hemos planteado una dinámica en la que participan Zero y sus humanos, adultos y niños.
Se comunican a través de un objeto, se plantea comunicación a través de la competición y la posesión para que Zero pueda expresar lo que tiene dentro. Se le propone la lucha y si quiere participa y si no, no pasa nada:
✅ Zero interviene cuando quiere.
✅ Zero se lleva el mordedor cuando quiere.
✅ Nadie le quita nada, nadie le engaña para que lo suelte.
✅ Cuando él quería, nos invitaba a jugar y a veces ¡nos hacía la cobra!

Si los niños quieren, pueden invitar a una actividad dinámica creando interés por el juguete, sabiendo como intentar evitar que Zero les haga daño sin querer: el movimiento está en el objeto, no en el niño.
También les hemos explicado cómo proceder para que Zero no tenga que temer que nadie le quite nada; ni comida, ni juguetes. Y para que se le respete el tiempo de descanso cuando está dormido.
Finalmente le hemos propuesto #masticación y algunas actividades que van a favor de su genética.

Esta sesión ha sido el regalo de cumpleaños de una mujer a su marido. Él comparte el tiempo de disfrute con Zero con su nieta. A él le encantan los perros y ella querría poder entenderlos mejor.
Ha sido una experiencia muy chula.
❤🐾🐾❤


Silvia García

Educadora y asesora canina desde el respeto. Acompañante y hombro sobre el que llorar en los días malos. Cantabria.


Sigue nuestro blog en www.sinapsiscanina.es o lee nuestras publicaciones en Facebook e Instagram para aprender más sobre educación canina respetuosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *